Archivo de la etiqueta: Software

Basura Informática – I

Desde la aparición de los entornos gráficos, previendo la necesidad de eliminar los futuros ficheros que no fuesen necesarios y que por el tamaño de almacenamiento de entonces se liberara su espacio, se colocó en el escritorio la papelera. Esta, a diferencia de la que podríamos tener bajo nuestro escritorio, no se suele vaciar con tanta frecuencia.

Tal vez sea el desconocimiento por parte de los usuarios, que creen que el tamaño y capacidad de la papelera son infinitos, y que ello no influye en el espacio disponible de nuestro disco duro. Además de utilizarla como una especie de almacén o trastero de “por si acaso”.

Siento decirlo pero, nada mas lejos de la realidad (virtual), tanto su espacio ocupado como la carga que se realiza en cada arranque del sistema, influyen negativamente en el rendimiento de nuestro equipo.

Hoy tenemos discos de capacidades cada vez mayores y los soportes tipo CD/DVD o incluso los Pendrive USB dan paso a discos portátiles y dispositivos móviles con acceso a almacenamiento en la nube casi ilimitado. A esto le añadimos la facilidad y cantidad de archivos, de todo tipo, descargables de la exponencial y “todocontenedora” internet. Esto ha generado la “Segunda Papelera”; carpeta que apareció no hace mucho y que ya de serie se la llama Descargas.

En esta ocasión el tamaño sí importa, ya que además del espacio del fichero descargado que suele ir comprimido, descomprimimos e instalamos las aplicaciones triplicando como mínimo el espacio usado en nuestro disco duro. Algunos semi-precavidos para eliminar lo innecesario, mueven entonces ese fichero descargado e instalado a la papelera, pero ¿quién se acuerda de vaciarla?

Demos el primer paso de limpieza, vaciemos las papeleras y borremos los archivos temporales y descargas canceladas o ya instaladas.

Entre el Cloud y el Ground. (iTroposfera)

Con la euforia generada por el “no tan novedoso” concepto del Cloud Computing o el Todo en la Nube, parece que algunos se han subido a ella y de tal altura la caída puede ser notable, y no lo digo por la calificación.

Hace algunos años un influyente del mundo tecnológico se aventuraba a decir que volveríamos a los inicios de la informática, aquellos en los que un gran MainFrame lo dominaba todo y los usuarios se limitaban a manejar un “terminal tonto” ( eso de tonto, no queda claro si es por la memoria o por lo que con ella hace). Y claro, ahora con esto de internet en cualquier lugar (siempre que haya cobertura) con un aparatito que tenga un navegador ¡ale! Todo solucionado.

Alabo las posibilidades que esta tecnología pone a disposición de todos, pero si su crecimiento no es tan vertiginoso como se esperaba es por la inseguridad que se nos ha transmitido. Eso de que todos mis datos personales y/o los de mi empresa estén en una copia de seguridad en “no sé dónde”, es cierto que puede evitar que los pierda si me roban en casa o en la oficina, o si hay un incendio y se quema el servidor, o por si alguna extraña y rara avería rompe el disco duro… pero mejor me guardo la ropa en casa. ¿Y si estoy de viaje y necesito aquella foto de mi sobrino en la que se veía mi moto?,  pues eso sí que parece interesante que pueda verlo desde cualquier sitio. ¡No!, es broma, lo cierto es que el poder acceder a la información en cualquier lugar y poder compartirla con todos nos reporta beneficios. Comenzando por los correos web (Hotmail, Gmail, Yahoo) que han conseguido que muchas personas se hayan acercado a internet y a compartir contenido y terminando por los grandes grupos de colaboración internacional que mantienen este loco mundo en marcha, el Cloud es otra de esas evoluciones que como todo buscará su nicho y estabilidad.

Tal vez ese equilibrio entre el cielo y el suelo se pueda encontrar en otra de mis locas ideas; la “ itroposfera “. Así como la troposfera está en contacto con la tierra y las nubes, la itroposfera nos permitirá tener los datos compartidos entre nuestros dispositivos de almacenamiento e internet, como si se tratase de un sistema RAID 5 donde la información está distribuida pero es recuperable si alguno de los miembros falla o no se encuentra disponible. Otra idea para mi sección i+i+P la iTroposfera.