Archivo del Autor: ninvu

Basura Informática – I

Desde la aparición de los entornos gráficos, previendo la necesidad de eliminar los futuros ficheros que no fuesen necesarios y que por el tamaño de almacenamiento de entonces se liberara su espacio, se colocó en el escritorio la papelera. Esta, a diferencia de la que podríamos tener bajo nuestro escritorio, no se suele vaciar con tanta frecuencia.

Tal vez sea el desconocimiento por parte de los usuarios, que creen que el tamaño y capacidad de la papelera son infinitos, y que ello no influye en el espacio disponible de nuestro disco duro. Además de utilizarla como una especie de almacén o trastero de “por si acaso”.

Siento decirlo pero, nada mas lejos de la realidad (virtual), tanto su espacio ocupado como la carga que se realiza en cada arranque del sistema, influyen negativamente en el rendimiento de nuestro equipo.

Hoy tenemos discos de capacidades cada vez mayores y los soportes tipo CD/DVD o incluso los Pendrive USB dan paso a discos portátiles y dispositivos móviles con acceso a almacenamiento en la nube casi ilimitado. A esto le añadimos la facilidad y cantidad de archivos, de todo tipo, descargables de la exponencial y “todocontenedora” internet. Esto ha generado la “Segunda Papelera”; carpeta que apareció no hace mucho y que ya de serie se la llama Descargas.

En esta ocasión el tamaño sí importa, ya que además del espacio del fichero descargado que suele ir comprimido, descomprimimos e instalamos las aplicaciones triplicando como mínimo el espacio usado en nuestro disco duro. Algunos semi-precavidos para eliminar lo innecesario, mueven entonces ese fichero descargado e instalado a la papelera, pero ¿quién se acuerda de vaciarla?

Demos el primer paso de limpieza, vaciemos las papeleras y borremos los archivos temporales y descargas canceladas o ya instaladas.